La crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado que la empresa, que ofrece a sus clientes consultoría empresarial, abogados expertos y asesoramiento profesional, haya tenido que reestructurar sus sistemas de trabajo. Compañías como Galán & Asociados, que habían empleado este método con la introducción de herramientas online y la virtualización del despacho, lo que ha supuesto una “prueba de fuego”.

Ir al artículo