Qué es la compraventa de empresas

La compraventa de empresas, tal y como su nombre indica, se trata de la venta de una empresa por parte de un vendedor, que la vende a un comprador con unas condiciones determinadas.

Estas condiciones pueden ser múltiples ya que en ocasiones se realiza el pago de la compraventa de diferentes maneras, no directamente con dinero. A veces se cobra a plazos en un periodo estipulado, otras firmando garantías de pago y otras se paga directamente con un inmueble por falta de liquidez.

Este tipo de negocio es uno de los más importantes para los empresarios junto con el negocio de la compraventa inmobiliaria. En ambos casos, lo que le da la importancia es la suma por la que se venden y se compran estas empresas o inmuebles.

Podemos encontrarnos ante dos situaciones diferentes, por un lado que exista una empresa propiedad de un particular, o que exista una sociedad anónima o limitada. En este último caso tenemos que tener en cuenta que es viable la compra de la sociedad por medio de acciones.

Otra cosa a tener en cuenta es que el contrato de compraventa parte de naturaleza mercantil. No está sujeto a una formalidad esencial por lo que es bastante recomendable que se eleve a escritura pública y que se incluya en el inventario.

De este modo podemos encontrar dos procedimientos para adquirir una empresa:

  • Mediante un acuerdo mercantil share deal: Los accionistas o socios ponen a la venta los títulos de una sociedad y se traspasan todos los activos y pasivos en una única operación.
  • A través de un acuerdo mercantil asset deal: Se venden los activos de la sociedad de manera individual mediante un contrato mercantil de compraventa que hace directamente el comprador con la sociedad.

Como en todos los procedimientos de este tipo, existen una serie de obligaciones que se tienen muy en cuenta antes de formalizar una compraventa. Hablamos de obligaciones como:

  • Entrega de todo: esto quiere decir que el vendedor tiene la obligación de entregar al comprador todo lo necesario para que éste pueda seguir con normalidad la actividad empresarial y que se garantice como mínimo las mismas condiciones que se venían dando antes de la compra.
  • Saneamiento: el vendedor tiene la obligación de realizar un saneamiento de la empresa y reparar cualquier cosa que pueda afectar a la continuidad de la empresa.
  • Asesoramiento al comprador y prohibición de competencia: tal y como su nombre indica, el vendedor deberá ayudar al comprador y proporcionarle toda la información necesaria que pueda necesitar. Además, no podrá pasar a formar parte de la competencia.

Una práctica muy frecuente en la compraventa de empresas consiste en hacer una Due Diligence para obtener las máximas garantías sobre el contrato que se va a firmar.

En definitiva, podríamos decir que el proceso de compraventa de una empresa es un procedimiento bastante complejo. Es por eso que como expertos en la materia, aconsejamos siempre contar con los servicios de un profesional que pueda asesorarte en el tema.

Esta actuación está impulsada y subvencionada por el SOC, y financiada al 100% por el Fondo Social Europeo como parte de la respuesta de la
Unión Europea a la pandemia de COVID-19

Subvención