¿Que es una sucesión empresarial?

La sucesión empresarial es el proceso mediante el cual una empresa pasa de un propietario o titular a otro. Los motivos para que se produzca una sucesión empresarial son, como veremos a continuación, variados.

Definición de sucesión empresarial

La sucesión empresarial es un proceso jurídico y financiero en el que la titularidad de una empresa es transferida. El destinatario de esta transferencia puede ser una persona física o bien una entidad jurídica.

El procedimiento de sucesión empresarial implica una serie de aspectos legales, fiscales y laborales que deben ser cuidadosamente considerados. Atender a estos aspectos es importante para garantizar una transición exitosa. Tanto el transmitente como el adquirente deben asegurarse de cumplir con las obligaciones y responsabilidades que les correspondan.

Tipos de sucesiones empresariales

Los tipos de sucesiones empresariales se refieren a las diferentes formas en que una empresa puede ser transferida de un propietario a otro. Cada tipo de sucesión tiene características particulares y consideraciones específicas en términos legales, fiscales y laborales. A continuación, se describen los principales tipos de sucesiones empresariales:

 

Sucesión empresarial por venta

En este caso, el propietario actual de la empresa decide venderla a otra persona o entidad. El proceso de venta implica la negociación y firma de un contrato de compraventa, que establece las condiciones y términos de la transacción, como el precio de venta y los plazos de pago.

Herencias empresariales

La sucesión por herencia ocurre cuando el propietario de la empresa fallece, y su negocio es transmitido a sus herederos. Este tipo de sucesiones empresariales implican la liquidación y partición de la herencia, donde se distribuyen los bienes del fallecido, incluida la empresa, entre los herederos según las disposiciones legales o testamentarias.

Sucesión por fusión

En estos casos de sucesión empresarial dos o más empresas se unen para formar una única entidad legal. La empresa resultante asume los activos, pasivos, derechos y obligaciones de las empresas fusionadas. La fusión empresarial debe concretarse mediante un contrato de fusión, que posteriormente tendrá que ser inscrito en el Registro Mercantil.

Sucesión por escisión

La escisión es un proceso en el que una empresa se divide en dos o más entidades independientes. Es el caso inverso a la fusión, en el que los activos, pasivos, derechos y obligaciones de la empresa original se repartirán entre las nuevas empresas resultantes. La documentación relativa a la escisión empresarial también debe ser inscrita en el Registro Mercantil.

En conclusión, las sucesiones empresariales son procesos clave en el ciclo de vida de las empresas. Hemos visto que su motivación puede ser diversa y presentar características y consideraciones particulares. Una sucesión empresarial siempre debe abordarse con una planificación adecuada y un conocimiento sólido de las regulaciones y legislaciones aplicables. Para ello, contar con el apoyo de profesionales en estas áreas puede facilitar una transición exitosa y garantizar la continuidad y el crecimiento del negocio. 

Esta acción está promovida y subvencionada por el SOC y financiada al 100% por el Fondo Social Europeo como parte de la respuesta de la
Unión Europea a la pandemia COVID-19
Subvención