Servidores On Premise vs Data Center

La Seguridad y disponibilidad de nuestros servidores, es actualmente una de las principales preocupaciones de las empresas, sin embargo, el promedio de tiempo para implementar una estructura TI segura, flexible y con garantías, todavía sigue siendo una decisión que vamos aplazando o ralentizando.

Llegado el caso, estas decisiones se toman cuando nos hemos enfrentado a una situación que ha puesto en jaque, la continuidad de nuestra empresa.

¿Por qué es tan complejo tomar este tipo de decisiones?

En la mayoría de las ocasiones, es debido a diversos factores, no es algo que podamos analizar de forma disgregada, la evolución del panorama actual y el incesante desarrollo tecnológico, que por regla general avanza a una velocidad más rápida de lo que somos capaces de asimilar, nos enfrenta a decisiones y retos que deben ir acompañados de profesionales de confianza que nos ayuden a “no quedarnos atrás en esta carrera de fondo”.

Disponer de un equipo experto y de confianza que comprendan nuestras necesidades, nos ayudará a tomar una correcta decisión, en definitiva, prevenir y crecer de una manera eficiente.

Los Servidores instalados en nuestra empresa, están expuestos a diversos factores:

  • Ubicados en espacios o salas que no están destinadas a ese uso, suponiendo un alto riesgo de provocar averías en los equipos.
  • Desperfectos o catástrofes provocadas por agentes externos a la empresa: Cortes de luz, daños por fugas de agua, …
  • La ubicación puede permitir la manipulación por personal no cualificado.
  • En caso de sufrir un robo en nuestras empresas, podemos perder toda la información si no disponemos de un plan de Recovery externalizado.
  • Exponer nuestros datos u información clave o comprometida a la “ciberdelincuencia”

Los pasos decisivos para mejorar la seguridad de la información y continuidad de nuestros servidores seria:

  • Trasladar nuestros servidores a instalaciones seguras y escalables ante necesidades de cambios, sin que ello represente grandes costes.
  • Implementar un plan de contingencias, que nos permita minimizar los riesgos y reducir su impacto en la medida de lo posible sobre nuestra empresa.
  • Securizar nuestra empresa con herramientas que nos permitan monitorizar y detectar posibles problemas de seguridad.

Ante las nuevas necesidades y las fluctuaciones de cargas de trabajo, es imprescindible disponer de infraestructuras en entornos virtualizados, contenedores híbridos, “Core” y “Edge” basados en servicios Cloud.

Entre las ventajas que podemos encontrar en el hecho de alojar nuestros servidores en un Data Center podemos detallar:

  • Mayor tecnología.
  • Aumento Seguridad.
  • Suministros redundados.
  • Escalabilidad
  • Flexibilidad
  • Servicio profesional 24 x 7.

Porque no nos quedaremos aquí, la tecnología seguirá evolucionado, así como nuestras necesidades empresariales, inmersos en una rutina de cambios, la figura del CIO de la organización, tiene un papel fundamental en la estrategia TI y la reducción de costes asociada, una figura de confianza para que las empresas den el paso a entornos compartidos.  

 

Mari Carmen Coin

Consultora
mcoin@etl.es

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES: