Qué es un plan de viabilidad

Un plan de viabilidad es una herramienta muy útil que analiza si un negocio o un proyecto de negocio puede ser rentable económicamente. Tal y como su propio nombre indica, dice si es viable o no.

Se trata de una serie de documentos con información suficiente para iniciar un proyecto con la seguridad de que al menos se puede llevar a cabo y en un principio, si todo va bien, saldrá rentable con el paso del tiempo.

Este plan es considerado por muchos como algo esencial dentro del proyecto de la empresa, porque es el que dará todos los indicios de cómo irá el negocio. En muchas ocasiones, elaborar un plan de viabilidad puede suponer una gran diferencia en el rumbo que tome una empresa.

¿Para qué sirve un plan de viabilidad?

Un plan de viabilidad en realidad nos da mucha información sobre cómo irá nuestro proyecto, si lo hemos enfocado bien, si vamos a invertir en lo apropiado o si podremos sacar una rentabilidad económica a medio largo plazo.

Pero además de todas esas cosas, cuando elaboramos este tipo de planes encontramos ventajas como: 

 

  • Obtener un mayor control sobre el negocio: porque el plan apoya las decisiones que tenemos que tomar para iniciar el negocio.
  • Reducir las dudas: porque supervisa todos los datos y nos da una visión realista con cálculos.
  • Analizar precios: Prever cuáles serán los precios al consumidor y cuál será el coste.
  • Conseguir una productividad: una vez tengamos toda la información necesaria tomaremos ventajas apoyándonos en las fortalezas que tenemos.

En el plan de viabilidad se establecen las líneas generales de planificación, evaluación y control de las principales características de nuestro negocio. Por eso hablamos de algo indispensable para comenzar.

Este plan también puede sernos muy útil a la hora de buscar inversores. Podríamos decir que es nuestro aval para asegurar que hemos contado con todas las herramientas necesarias para que salga bien, y por tanto, quieran invertir en nuestra idea.

Cómo hacer un plan de viabilidad económica

No es difícil saber cómo hacer un plan de viabilidad económica. Lo primero que debes incluir es una presentación del proyecto. Es ahí donde nos damos a conocer y exponemos nuestra idea de negocio. Además, debemos añadir un estudio de mercado, en el que podamos demostrar que conocemos el tipo de negocio, la competencia, los precios y el tipo de clientes a los que queremos llegar.

Por otro lado, es importante contar con un apartado de Marketing en el que explicamos nuestras ideas para llegar a los potenciales clientes. También debemos explicar cómo serán los recursos humanos que vayamos a incluir y realizar un análisis DAFO para tener en cuenta nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Todo esto supondrá un apoyo importantísimo a la parte económica y financiera que es la más importante para que nuestro proyecto salga adelante.

Dentro de este apartado debemos incluir:

Presupuesto de financiación

El capital del que disponemos para comenzar.

Presupuesto de inversión

Todas las adquisiciones que vamos a necesitar.

Previsión de gastos

Pagos a los que tendremos que hacerle frente.

Previsión de productos y servicios

Cuanto creemos que podemos llegar a vender.

Es importante en todo momento explicar nuestro proyecto con un lenguaje claro y directo, que deje clara nuestra idea de negocio y la intención de llevarlo a cabo de la manera más exitosa posible. Además es fundamental contar con profesionales del sector que puedan sacar lo mejor de nuestra idea y saber plasmarla en el plan de viabilidad económica de la mejor manera posible.