Qué es la malversación

La malversación se conoce también como desfalco, y es un delito grave perseguido y castigado con penas de cárcel. La palabra malversar viene del latín “male versatio” que significa mal invertido. Por lo que tal y como su nombre indica, se trata de un delito de apropiación indebida.

El delito de malversación es uno de los delitos que está más relacionado con la corrupción, principalmente porque este tipo de delitos los pueden cometer autoridades, funcionarios o cargos públicos en el desempeño de sus funciones. 

Son delitos dolosos contra la Administración pública y están castigados con pena de prisión, inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo.

El bien jurídico protegido en el delito de malversación es la Administración Pública en cuanto a su organización interna y a su relación con los ciudadanos.

El objeto material de estos delitos es el patrimonio público. La Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas incluye dentro del patrimonio público el conjunto de sus bienes y derechos, cualquiera que sea su naturaleza y el título de su adquisición o aquel en virtud del cual les hayan sido atribuidos.

Además, clasifica estos bienes y derechos entre aquellos de dominio público o demaniales y de dominio privado o patrimoniales.

Este delito se encuentra registrado en los artículos 432 a 435 de nuestro Código Penal.

¿Qué es la malversación de fondos?

La malversación de fondos es un delito contra la Administración Pública. Ocurre cuando se produce una sustracción de dinero indebida por parte de una persona que ostenta un cargo público. 

El ejemplo más claro es el de un alcalde que justifica el pago de un millón de euros para invertirlo en arreglos de la ciudad y a escondidas de la población destina una parte de ese dinero a la construcción de una casa propia.

Este hecho concreto es al que llamamos malversación de fondos, apropiación indebida o desfalco.

Aunque todo hace referencia al mismo hecho, podemos encontrar 2 tipos de malversación:

Malversación apropiativa

Se produce cuando se añade una cantidad de dinero a tu patrimonio en busca del interés personal.

Malversación de uso

En este caso la persona no se apropia de los recursos sino que desvía su uso en su propio beneficio.

En cualquier caso, cualquiera de las dos circunstancias que se puedan dar incurren en un delito grave para la persona implicada. 

El tipo agravado y el tipo atenuado del delito de malversación

El tipo agravado del delito de malversación se produce cuando concurre una de estas dos circunstancias:

  • Si se causa un grave daño o entorpecimiento al servicio público.
  • Si el valor del perjuicio causado o de los efectos extraídos excede de 50.000 euros.

Por otro lado, se establece un tipo atenuado en el artículo 433. Si el perjuicio causado o el valor de los efectos extraídos es inferior a 4.000 euros, la pena a imponer será menor.

¿Qué pena tiene el delito de malversación?

Las penas por cometer el delito de malversación pueden variar dependiendo del tipo de malversación que se haya cometido y de si se ha reparado en parte o por completo esa deuda generada.

Podemos diferenciar el delito de malversación atenuado, en el que las penas van de 2 a 6 años, acompañadas de inhabilitación especial para cargo o empleo público de 6 a 10 años. Y el delito de malversación agravado, en el que las penas son de 4 a 8 años, con inhabilitación absoluta de entre 10 y 20 años.

Cabe destacar que en el delito de malversación agravado se pueden aplicar esas penas si se hubiera causado un daño grave al servicio público o si el valor de los daños superase los 50.000€. En el caso de superar los 250.000€ se podrá imponer hasta la pena superior.

Esta actuación está impulsada y subvencionada por el SOC, y financiada al 100% por el Fondo Social Europeo como parte de la respuesta de la
Unión Europea a la pandemia de COVID-19

Subvención