Qué es la consolidación fiscal

La consolidación fiscal es un régimen especial en el Impuesto sobre Sociedades

Esta figura está regulada en el artículo 55 y siguientes de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades. Consiste en la tributación conjunta de varias sociedades distintas que forman parte del mismo grupo societario (grupo fiscal). Es decir, en lugar de que cada una de las empresas que forman parte del holding haga frente a sus obligaciones fiscales por separado será el grupo el que tribute por la suma de las bases imponibles.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la base imponible del grupo consolidado no es exactamente la suma de las bases individuales de cada empresa. En el artículo 63 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades se recogen las consideraciones que hay que tener en cuenta.

El objetivo de unir varias empresas para tributar conjuntamente no es otro que intentar compensar pérdidas entre las distintas sociedades y eliminar el coste financiero de las retenciones en cualquier pago de intereses.

Se debe tener en cuenta que para presentar el impuesto de sociedades de esta manera no basta con sumar las bases imponibles individuales de cada empresa, puesto que la base imponible del grupo no es exactamente el resultado de esa suma.

Además, existen algunos requisitos para que estas empresas se puedan unir, como por ejemplo que posean el 75% de las participaciones o que sean entidades residentes en el territorio Español.

Para saber si es beneficioso para una empresa la consolidación fiscal, lo más conveniente es hacer un estudio previo de la situación para conocer toda la información al respecto y saber si podemos beneficiarnos o si nos perjudica.

Esta actuación está impulsada y subvencionada por el SOC, y financiada al 100% por el Fondo Social Europeo como parte de la respuesta de la
Unión Europea a la pandemia de COVID-19

Subvención